Chamberi Anden 0 DSCF0690

La estación fantasma de Chamberí

Bajo la Plaza Vieja de Chamberí de Madrid hay una antigua estación de metro sin trenes ni pasajeros: la Estación fantasma de Chamberí.

Esta estación fue diseñada por Antonio Palacios e inaugurada en octubre de 1919 por Alfonso XIII. Pero el 22 de mayo de 1966 fue el último día en el que subieron y bajaron pasajeros de un viejo convoy, dándole el último aliento a esta estación. El motivo del cierre, decían, fue por su proximidad a las estaciones de Bilbao e Iglesia. Se tapiaron las entradas de la estación pero dejando dentro los bancos, taquillas y vallas publicitarias. Es todo un misterio el porqué se cerro con tanta urgencia, dejando la estación muerta en vida.

Son muchos los mitos y leyendas sobre esta estación. Según cuenta una leyenda, un macabro crimen tuvo lugar en ella durante los años 50. Se cuenta que un cura y una monja mantenían un romance que fue descubierto por una de las niñas huérfanas del internado de la monja. Por el miedo a que la niña desvelara su secreto, durante una excursión escolar la arrojaron a la vía del tren.

Desde entonces, la estación estuvo maldita por la niña, lo que para algunos fue el verdadero motivo de su cierre. Según cuentan, si pegas la cara al cristal del vagón durante el tramo entre Bilbao e Iglesias, puedes observar esta terminal abandonada; hay quiénes dicen haber visto extrañas siluetas y otros están convencidos de haber visto a una niña caminando por la vieja estación justo los días cercanos al aniversario de su muerte.

Hoy en día, la estación ha sido reformada y convertida en un museo por el Ayuntamiento de Madrid. Los azulejos de la época, los cárteles de cerámica, los pasillos de colores y los túneles se conservan tal y como fueron diseñados. Visitarlo es como viajar al Madrid de los años 60. Pero, ¿seguirá paseando la niña por el ahora museo?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *